La historia de Chiara Corbella. Nacemos para no morir nunca.

Dios realiza sus proyectos de bien, sus promesas, por caminos que tú no conoces. Dios no prometió a Chiara y Enrico hijos sanos (…) ni las bodas de plata. (…) A Chiara y Enrico, Dios les hizo una promesa el día de su boda (…) les prometió una vida plena, pero cómo lo cumplirá es algo que solo Él sabe».
— Leer en espanol.clonline.org/noticias/cultura/2018/07/20/chiara-corbella-la-promesa-de-una-vida-plena

Hay mucha divulgación sobre psicología práctica, ¿autoayuda?, cienes y cienes de libros. Entiendo que la razón principal reside en que estamos vivos, tenemos que vivir, tenemos necesidades, lamentablemente no nacemos con un manual debajo del brazo y además, por si fuera poco, “nos quitan el queso” continuamente.

Desde muy temprana edad aprendemos que tenemos que crecer, adaptarnos. Experimentamos contradicciones todo el tiempo. Buscamos encontrar “sentido” a la existencia con cada aliento que damos bajo el sol y eso nos distingue de una gacela o de un bacalao. Y mucho. Nosotros nos hacemos preguntas. Somos muy curiosos. Y esa cualidad tan humana es, en realidad, una dificultad universal que muy pocos acaban de triangular correctamente. Me refiero a la necesidad de reconocer (no de conocer por favor), que necesitamos ser ayudados, que alguien nos estime por nosotros mismos sin exigirnos cambiar, un abrazo gratuito que nos permita ser felices, superar las dificultades y hacerlo libremente, ganando en estatura y altura.

La historia de Chiara Corbella no es de este mundo. Siempre he pensado que nada de lo conocido en este planeta acababa de encajar realmente bien, como se dice habitualmente, cuadrándolo, dentro de ese hueco que hay en el corazón, tan extraño, tan desconocido y tan vital para sentirnos completos.

La explicación es tan sencilla y tan difícil a la vez como descubrir que esa pieza que nos falta no procede de nosotros ni de nadie como nosotros, sino de Otro, y que la mejor estrategia no consiste en hacer sino en dejarse hacer. Esa es la vulgar historia de Chiara, asombrosamente humana y paradójicamente divina, porque el poder que guió su vida es algo desconocido por la física y la psicología… pero funciona, porque supera con creces la prueba principal de la existencia: vence el miedo a la muerte y al sufrimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s